Vuela, vuela, palomica-aaa,…. huye pronto de Teruel-eee,…el

Sobre el control de palomas en la ciudad de Teruel

Me gustaría comenzar este hilo señalando lo que en positivo ya se ha conseguido en nuestra ciudad. Que existan tres protectoras es algo que resulta muy interesante. Se está produciendo una nueva sensibilidad hacia los perros, gatos y gatos callejeros, y la nueva ordenanza que se está redactando nos lo va a demostrar. Pero en nuestra ciudad existen otros animales, que conviven con nosotros y que por desgracia están saliendo peor parados.

Me refiero concretamente a las palomas. Todos sabemos que cuando las palomas se reproducen incontroladamente y puede hablarse de superpoblación (y de control incorrecto) provocan muchos y variados problemas:
-Sus deyecciones corroen la piedra de los edificios históricos, estropean cornisas y tejados, ensucian los monumentos y degradan las fachadas en las que anidan o reposan.
-Ensucian azoteas, balcones y terrazas hasta tal punto que, en algunas zonas, no es posible tender la ropa fuera de recintos cerrados.
-Destrozan los parterres de los jardines y sus plantas ornamentales.
-Ocasionan ruidos molestos en horas intempestivas.
-Llegan a provocar problemas de salud transmitiendo a la población infecciones de origen ornitológico.

La solución adoptada por la anterior corporación era contratar a una empresa para que las capturase, sacrificándolas  con gases o siendo vendidas para el tiro al pichón. Más de 3300 palomas fueron eliminadas en la última tanda y por las quejas originadas, seguimos teniendo el mismo problema.

Ayer mismo el Heraldo de Aragón publicaba la noticia de que el Ayuntamiento de Teruel va a contemplar una partida en los presupuestos de 2017 para proceder contra las mismas con el mismo método utilizado por el anterior concejal de Medio Ambiente.

Los expertos señalan que  las palomas pueden duplicar cada año, si tienen alimento y espacio suficiente, su población. Cuando se efectúan exterminios masivos, vuelve a quedar alimento y espacio suficiente para que los ejemplares supervivientes alcancen sus índices máximos de reproducción, además de que otras colonias próximas pueden ir ocupando su lugar. Por lo que podríamos concluir que lo gastado hasta ahora, se ha demostrado como muy ineficaz. La última captura realizada data del 2014, por lo que podemos concluir que en poco más de dos años nos encontramos con la misma superpoblación.

Sin embargo, en otras ciudades como Ginebra, Luxemburgo, Montbeliard, Niza, Chateau Malartic-Lagraviere, Rennes, Beziers, Vannes etc. y cada vez más en ciudades españolas, se viene utilizando un método de control que sí se ha mostrado eficaz, seguro y, a medio plazo, mucho más económico que los anteriores: el control de la natalidad de las palomas con productos anticonceptivos.

Ginebra fue la ciudad piloto de este método: hasta 1970 había probado todos los sistemas anteriormente expuestos, con rotundos fracasos: a pesar de los presupuestos invertidos, su población palomas alcanzaba los 40.000 ejemplares. El 1 de junio de 1970 comenzaron a aplicar el Ornisteril, en 1977 habían logrado reducir la población a 15.000 ejemplares y en la actualidad  la tienen estabilizada en unas 5.000 palomas  deseadas.

Dicho sistema consiste, básicamente, en alimentar a la población de palomas con granos de maíz impregnados de sustancias hormonales que inhiben la fecundación. Esta medida se complementa, o puede complementarse, con otras de las que hablaremos posteriormente.

El ORNISTÉRIL, marca comercial del producto que nos ocupa, no presenta peligro para las personas ni otros animales domésticos. El sabor de sus granos crudos es repelente al paladar de los niños, pero incluso ingerido casualmente no provoca daños. Es igualmente repelente para perros y gatos, y el tamaño de sus granos impide que pueda ser comido por los gorriones y otras pequeñas aves, al menos a dosis efectivas. Tampoco provoca en las palomas otros efectos no deseados, sólo la inhibición de sus puestas a los 4-5 días de comenzar su ingestión, efecto que desaparece a las pocas semanas de suspender la administración del producto.

El control de las palomas se realiza alimentándolas con los granos tratados durante 150 días al año (abril a junio y septiembre a octubre) en dosis de unos 30 gramos de grano por paloma y día. Dado que la vida media de las palomas es de diez años, al segundo año de iniciados los tratamientos ya puede observarse una reducción de aproximadamente el 20% de la población por causas naturales (muerte de los ejemplares viejos que no son sustituidos por nuevos nacimientos) más otro porcentaje importante que es el habitual debido a enfermedades, accidentes, etc. Los tratamientos deben continuarse hasta alcanzar la población deseada, momento en que las campañas se reducen a sólo un tratamiento anual para mantener la población estable.

La reducción del número de palomas es así progresiva y no agresiva, pero, además, presenta otras ventajas:
-Las palomas se concentran en lugares adecuados donde no causan daños ni molestias y su presencia es deseada (precisamente en los lugares donde se las alimenta).

-Poco numerosas y bien nutridas, las palomas gozan de buena salud y presentan un aspecto sano y cuidado ante los ciudadanos y visitantes.

-Dejan de anidar y provocar daños y suciedades en monumentos y edificios públicos y privados.

-Una vez que se alcanzan los límites deseados, los costos de las campañas se reducen significativamente y el total del costo del método es siempre muy inferior al costo de los otros procedimientos y, además, ¡es efectivo!

Todo ello planificado con un PROGRAMA COMPLETO DE CONTROL

Desde Mu ciudad vamos a iniciar una recogida de firmas en Change.org para solicitar al ayuntamiento de Teruel deseche los métodos aplicados con anterioridad y trate de crear ese programa completo de control a través del uso de anticonceptivos, que a la larga se demuestra mucho más eficaz.

Por último señalar que para muchas personas, las palomas, son las ratas voladoras. Yo tengo una visión más romántica, y creo, que aún reconociendo el daño que originan, podemos convivir con ellas sin necesidad de exterminarlas.

Tras la muerte de nuestro querido José Iranzo, “El pastor de Andorra” – que la tierra le sea leve-, de haber conocido lo que se pretende hacer con ellas en nuestra ciudad, podría haber adaptado la letra de su más famosa jota: La Palomica.

Palomica, palomica-aaa

Vuela, vuela, palomica-aaa,….

huye pronto de Teruel,-eee…el

porque te quieren matar-aaa…ar

levantando pronto el vuelo-ooo…

huye pronto de Teruel-eee…el

Palomica, palomica-aaa

captura-de-palomas-en-teruel

La fotografía procede del Diario de Teruel

En homenaje a nuestro Pastor de Andorra

Publicado por Mi cuidad: Teruel

Mi ciudad, trata de recoger mis inquietudes sobre la ciudad donde he nacido, crecido y vivo: Teruel

2 comentarios sobre “Vuela, vuela, palomica-aaa,…. huye pronto de Teruel-eee,…el

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: