El problema que originan los plataneros de sombra en la ciudad de Teruel

Sra. Alcaldesa, #EnmaBuj:

Pascual, un integrante del grupo de Facebook, TERUEL DENUNCIA (nuevo), aporta una serie de fotografías, denunciando el problema que origina el levantamiento de aceras por culpa del tamaño que están alcanzando algunos de los plataneros  que en su día se plantaron en el barrio de La Fuenfresca.  No es algo nuevo, tal grado de deterioro no se produce en un día, y bien estaría que el Servicio de Infraestructuras municipal se pasara por los sitios citados para intentar buscar una solución, sin tener que talar dichos árboles.

Imágenes como estas nos las podemos encontrar en más puntos de la ciudad.  Sirvan como ejemplo lo que está ocurriendo en las calles Los Enebros y Barbastro. En muchos de los casos se pueden convertir en barreras arquitectónicas para las personas con movilidad reducida, sin que el Ayuntamiento, desde hace tiempo haya hecho nada para solucionarlos.

Destrozos producidos por los plataneros en el inicio de la calle  Los Enebros en su confluencia con la Avda. de Sagunto.

Destrozos producidos por los plataneros en la calle Barbastro junto al parque de La Estrella.

En el Eco de Teruel, abril de 2015, ya nos encontramos quejas sobre este tipo de arbolado, no sobre el efecto mecánico que producen sobre las aceras, sino más bien sobre el efecto que sus semillas y polen, pueden producir en las personas y animales de compañía:

Llegada esta época y sobre todo en días de viento, al pasear por el Barrio de La Fuenfresca se sufre la ?fantástica lluvia? de las semillas en forma de pequeños pinchos rodeados por un penacho de pelos procedentes de las infrutescencias (pequeñas
bolas) que cuelgan de laingente cantidad de árboles plataneros existentes.
Estas semillas quedan amontonadas a lo largo de los bordillos de las aceras, tapando las rejillas de evacuación de aguas pluviales.
Se introducen por la ropa provocando picores y dificultad para respirar.

REJILLA
Al pasear los perros, estas semillas se les clavan en las almohadillas y pelo, con el peligro de que las traguen y se claven en la garganta.
Este tipo de árbol híbrido es de crecimiento rápido y poco exigente respecto al suelo, alcanzando alturas considerables. Pero como todos, necesita un mantenimiento que este Ayuntamiento no lleva a cabo, ya que si cada año se realizase una poda severa (esta especie la tolera), no colgarían durante todo el año las bolas que contienen las semillas citadas. En el otoño-invierno tampoco se llenarían las calles de hojas como está pasando. Al no ser tratados, en verano sufren plagas de unos insectos verdosos que se depositan sobre la ropa tendida y se introducen en las casas por las ventanas.
Solamente algunas calles son ?agraciadas? con este tipo de poda severa, el resto tenemos que sufrir los efectos citados.
En la Avda. Sagunto, desde el Restaurante chino dirección Valencia, las ramas de estos árboles al no haber sido podados desde hace años (aún habiéndolo solicitado alguna comunidad de vecinos, haciendo oídos sordos el Ayuntamiento) llegan a una altura equivalente a un cuarto piso y cuando tienen hojas dejan a este tramo de calle en oscuridad, tapando la luz de las farolas que están en el centro de la calzada, dando una impresión a los visitantes de entrada a los suburbios de una ciudad.
Como ha quedado dicho, al no recibir los cuidados necesarios, las ramas se van pudriendo por dentro, con el peligro de que con el aire o una nevada se rompan y provoquen alguna desgracia personal, entonces todo serán lamentaciones.

Ya son varias ciudades las que están modificando su política de ajardinamiento, desechando con ello la plantación de más plataneros “ante su capacidad alérgena y su porte”, priorizando otras especies. Así nos encontramos que en Zaragoza, mayo de 2006, en El Periódico de Aragón se informa:

El platanero de sombra tiende a desaparecer de las calles zaragozanas. Ésta es la tendencia que está siguiendo el Ayuntamiento de Zaragoza en cuanto a la población verde de la ciudad: reemplazar esta especie ornamental por otras menos aparatosas y, sobre todo, menos alérgicas, como el árbol del amor, el jabonero, los clásicos alibustres y los ciruelos, más caros pero más seguros. Este proceso de sustitución, que avanza a paso lento, no implica la tala de los plataneros que ya existen, sino su sustitución en caso de muerte o su colocación en las vías de nueva construcción.

Según el servicio municipal de Parques y Jardines hay varios criterios que se tienen en cuenta a la hora de plantar nuevos árboles, pero fundamentalmente se valora su capacidad alérgena y su porte. En cuanto al primero, el polen de plátano de sombra es la tercera fuente más importante de alergia para los aragoneses que padecen esta enfermedad –alrededor de 250.000 personas–, tras las gramineas y el olivo. Esta especie poliniza entre marzo y abril, lo que para muchos supone una temible avanzadilla de los síntomas de la enfermedad.

RAÍCES FUERTES Y PROFUNDAS Y, respecto a su gran tamaño, esta especie ha ocasionado numerosos problemas debido a la fortaleza y profundidad de sus raíces, que han llegado a perforar tuberías y canalizaciones. De hecho, el platanero crece con rapidez, alcanza dimensiones descomunales y puede incluso dañar balcones y fachadas. Además, se trata de un árbol que genera mucha hoja y ésta cae en verano de forma prematura debido al impacto de los hongos, lo que aumenta el riesgo de embozar las alcantarillas en caso de tormentas. A esto hay que añadirle que precisa de podas regulares y que tiene necesidades de agua muy elevadas…

En Valladolid, según relata El Norte de Castilla, marzo de 2014,

El plátano de sombra deja de reinar

Los problemas que genera el árbol por las plagas, las podas y el levantamiento de aceras reducen su presencia del 80% al 39% en calles y plazas

Ha sido el señor de avenidas y plazas. El emperador de los árboles urbanos, pero hoy está en declive, a pesar de dominar aún en territorios tan nobles como el Paseo de Zorrilla. El rápido desarrollo de este caducifolio, su enorme porte de hasta 40 metros y gran longevidad le llevaron a poblar con rapidez unas ciudades que necesitaban ‘verde’ con urgencia ante tanto ladrillo. Ahora, su poder está en entredicho. Las enfermedades que atacan al plátano de sombra –antracnosis, el ‘tigre’ o la clorosis férrica, entre otras– y que obligan a continuos tratamientos químicos, así como sus problemas de ‘convivencia’ con el hombre han llevado al Servicio de Parques y Jardines del Ayuntamiento de Valladolid a reducir al mínimo imprescindible su plantación.

Apostando por una mayor variedad de especies y respetando tan solo las plantaciones ya consolidadas.

Los datos del servicio avalan la apuesta municipal por esta nueva estrategia. Así, durante la presente temporada 2013-2014 se han plantado en Valladolid un total de 2.190 nuevos ejemplares en 280 calles. Tanto en las reformas de vías como en aquellos trazados donde se han detectado ejemplares decrépitos se ha optado por especies como el árbol de los tulipanes, fresnos, olmos, falsos laureles o diferentes variedades de liquidambar, que presentan menos inconvenientes en su mantenimiento, al mismo tiempo que permiten variar la ornamentación. En ningún caso, el Ayuntamiento se plantea la sustitución del plátano de sombra en aquellas avenidas donde las alineaciones están asentadas y presentan una estado de salud aceptable, como el Paseo Zorrilla, donde las hileras de la especie forman parte de la personalidad de esta arteria.

Otro de los aspectos que convierte al plátano de sombra en un problema de convivencia con quienes cobija bajo su copa es el de sus efectos en los alérgicos. El 70% de las afecciones son provocadas por el polen y el de esta especie tiene una prevalencia del 5,52%.

En resumen Sra. Alcaldesa, es necesario que el Ayuntamiento intervenga arreglando aquellas aceras y ampliando los alcorques de las plantaciones ya consolidadas.   Que se efectúen podas más abundantes para minimizar el problema del polen y desechar su plantación en aquellas zonas todavía por ajardinar, utilizando para ello otras especies de más lento crecimiento, aumentando con ello la variedad en la ornamentación.

Acerca de Mi cuidad: Teruel

Mi ciudad, trata de recoger mis inquietudes sobre la ciudad donde he nacido, crecido y vivo: Teruel
Esta entrada fue publicada en Mantenimiento de la ciudad, Medio Ambiente, Sin categoría y etiquetada , , , . Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a El problema que originan los plataneros de sombra en la ciudad de Teruel

  1. Pingback: No al talado de los plataneros de la calle Enebros | Mi Ciudad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s