Falta de sensibilidad absoluta del Ayuntamiento de Teruel en la conservación de nuestro patrimonio natural: In memoriam

En la vispera del octogésimo aniversario de la muerte de Dº Antonio Machado, viene a cuento recordar el poema dedicado “A un olmo seco” tras lo acontecido ayer en la ciudad de Teruel. Si Dª Antonio Machado viviese hoy, tendría pocas oportunidades en nuestra ciudad para poder crear tan bello poema. Una vez más el Ayuntamiento de Teruel se niega al mantenimiento, cuidado y conservación de nuestros más antiguos árboles, con una falta total de sensibilidad hacia ellos.

A UN OLMO SECO

  Al olmo viejo, hendido por el rayo 
y en su mitad podrido, 
con las lluvias de abril y el sol de mayo 
algunas hojas verdes le han salido.

  ¡El olmo centenario en la colina 
que lame el Duero! Un musgo amarillento 
le mancha la corteza blanquecina 
al tronco carcomido y polvoriento.

  No será, cual los álamos cantores 
que guardan el camino y la ribera, 
habitado de pardos ruiseñores.

  Ejército de hormigas en hilera 
va trepando por él, y en sus entrañas 
urden sus telas grises las arañas.

  Antes que te derribe, olmo del Duero, 
con su hacha el leñador, y el carpintero 
te convierta en melena de campana, 
lanza de carro o yugo de carreta; 
antes que rojo en el hogar, mañana, 
ardas en alguna mísera caseta, 
al borde de un camino; 
antes que te descuaje un torbellino 
y tronche el soplo de las sierras blancas; 
antes que el río hasta la mar te empuje 
por valles y barrancas,  
olmo, quiero anotar en mi cartera 
la gracia de tu rama verdecida. 
Mi corazón espera 
también, hacia la luz y hacia la vida, 
otro milagro de la primavera.

autógrafo

Antonio Machado, 4 de mayo de 1912

En el blog “Pobres árboles singulares de Teruel” nos dan cuenta del talado de tres chopos en el aparcamiento de Renfe y una acacia en Los Jardincillos:

jueves, 21 de febrero de 2019

DESARBOLAR EN TIERRA FIRME

La pérdida de árboles en nuestra ciudad ha aumentado su lista con la Tríada de la Estación, esos tres chopos tan bien avenidos que no levantaban aceras ni casi ocupaban el lugar de un coche.Desde la poda del 2015 a su desaparición hemos seguido su evolución. En este octubre ya se detectó la sequía en uno de ellos, en UNO de ellos.  Hoy ya no hay ninguno. ¿Por qué?, ¿espacio para el siempre sediento parque móvil turolense?, ¿sustitución por arbustos de poco porte y menor complicación?La poda ha seguido su hoja de ruta y se ha pasado a los jardines de la Estación, allí otra acacia ha caído por la exacta y potente motosierra que la ha reducido a troncos que yacen en su ataúd.

Cuidado, quizás la sierra equivocó su destino y quería actuar sobre la tan denostada morera a pocos metros, esa que ensucia la acera porque no es estéril, porque es árbol, porque vive.


Las imágenes proceden del blog Pobres árboles singulares de Teruel

Publicado por Mi cuidad: Teruel

Mi ciudad, trata de recoger mis inquietudes sobre la ciudad donde he nacido, crecido y vivo: Teruel

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: