La central hidroeléctrica de El Carburo

Una de las primeras entradas con las que comencé esta andadura en el blog se refería al paseo fluvial del  río Turia y su estado de conservación.

Posteriormente y como consecuencia de esta visita recordaba un proyecto que periódicamente se recupera en las campañas a las elecciones municipales, pero que por desgracia está todavía en el limbo de las prioridades de la ciudad.  Me refiero a la reconversión de la antigua Tabacalera como «Casa del artista».

Me quedaba otro aspecto de esta visita, que ahora voy a intentar  desarrollar.  Concretamente se refiere a la Central Hidroeléctrica de ·»El Carburo» y su declaración de Bien de Interés Cultural como Patrimonio Industrial a conservar, convirtiéndola en Centro de interpretación de los usos del río.

Mi interés por dicha instalación viene de lejos. Ya durante el primer mandato como concejal de IU en el Ayuntamiento de Teruel y concejal de Medio Ambiente, allá por  el año 1997, y cuando se estaba estudiando el Texto Refundido del PGOU que por aquel entonces impulsaba el alcalde Luis Fernández Uriel en sustitución de la revisión del Plan General de Ordenación Urbana, solicité, que además de ser un edificio catalogado, se diera un paso más y se solicitase la declaración de Bien de Interés Cultural, creando en el un centro de interpretación que permitiera a los escolares turolenses conocer de dónde provenía la electricidad que se consumía en nuestra ciudad.  Por aquel entonces dicha instalación todavía estaba en uso.

Como se puede comprobar, no tuve mucho éxito y en el 2008, al elaborar el programa electoral para las elecciones generales, desde IU realizamos una serie de propuestas medioambientales en las que recuperábamos dicho asunto.

Buscando en Google he encontrado un blog, naturarteruel,  cuyo autor es Luis Casino, que con fecha 10 de abril de 2013, propone la recuperación de dichas instalaciones, aunque con distinto uso al de mi propuesta.

Por su interés, pego el contenido del hilo, para que se entienda la importancia de conservar y recuperar esta instalación para el uso y disfrute de visitantes y turolenses.

 Carburos de Teruel

A pocos metros del nacimiento del río Turia mediante la unión del río Alfambra con el Guadalaviar, se haya la antigua Central Hidroeléctrica de Teruel, también llamada de Carburos debido a la fabricación de este compuesto químico.

Edificio en desuso en la actualidad, tan solo pueden verse algunos materiales almacenados o incluso abandonados en sus alrededores. La historia de esta edificación data de comienzos del s. XX, cuando se acordó una concesión de agua del río Guadalaviar a una empresa privada para la creación de una central.

Desde un principio y pese a los constantes cambios de nombre y dueños de la empresa a lo largo de todo el siglo, ésta se dedicó inicialmente a la producción de carburo de calcio (C2Ca), designado comúnmente como carburo. Este compuesto se obtiene sometiendo a calor las piedras calizas abundantes en el entorno del proyecto.

Para obtener el calor necesario en los hornos, se utilizaba energía hidroeléctrica, que era la que abastecía los hornos eléctricos de la central. El carburo resultante se utilizaba en su mayoría para la iluminación (ya que en contacto con el agua desprende acetileno, un gas muy luminoso en su combustión) mediante lámparas llamadas carbureras. Actualmente el compuesto se emplea en la creación de abonos, herbicidas o resinas artificiales.

Con una posterior ampliación de la central, se comienza a producir electricidad para abastecer a Teruel y las poblaciones anexas. De tal manera, existe un canal por el que discurre un cauce hasta el salto de agua de la antigua central, que nace precisamente a escasos metros del comienzo del recorrido en la Zona 3 de la propuesta, y que puede verse desde el sendero por el que discurre la travesía. Este canal mide más de 5km. de los cuales casi la mitad discurren bajo tierra.

En el salto de agua se recogía la cantidad necesaria y se propulsaba a presión hacia las turbinas de la central, que mediante el giro constante de su mecanismo generaban la electricidad.

Con respecto a las edificaciones, en primer lugar se levantó un modesto edificio a principios de siglo situado frente a las puertas de la central, con una posterior ampliación mediante naves de planta rectangular de carácter meramente funcional. Durante sus años de producción, fue en los años 60 cuando la empresa se consolida como la sociedad “Eléctricas Turolenses”, después de los mencionados cambios de propietarios anteriores. Es el periodo más largo y prolífico de la industria, abasteciendo a la ciudad hasta el año 2000, en el que es absorbida por “Eléctricas reunidas de Zaragoza”, que a su vez cambiara de manos a Endesa Generación. A día de hoy se encuentra en total inactividad.

Algunos de los motivos para la elección de esta edificación para la propuesta son:

  • Emplazamiento físico idóneo para la propuesta NaturarTeruel. Se sitúa geográficamente entre los ríos Alfambra y Guadalaviar, sirviendo de conector entre la zona 1 y las zonas 2 y 3.
  • La cercanía de la central con el núcleo urbano. En un principio, la central fue construida en las afueras de la ciudad pero, con el paso del tiempo, la ciudad ha ido acercándose al emplazamiento de la misma. Ésta cercanía repercute inevitablemente, y al igual que en resto de las zonas elegidas para la propuesta, en una mayor afluencia de posible público, pudiendo acceder a pie desde la misma ciudad, o bien utilizando un vehículo.
  • La actual inactividad en el mismo, así como sus características formales. Se propone una rehabilitación del edificio, una vuelta a la actividad en su interior, aunque con distinto fin. Como ya hemos visto en los distintos ejemplos de parques y centros en el apartado de referencias, se suelen aprovechar espacios abandonados o fuera de uso para su acondicionamiento y puesta en marcha, convirtiéndolos en centros referentes a nivel artístico y cultural. NaturarTeruel pretende seguir el ejemplo de estos centros y reutilizar un edificio abandonado, cuyas capaces características formales pueden ser aprovechadas para una rehabilitación. Su distribución en naves industriales de techumbres altas ofrecen amplios espacios que destinar para proyectos expositivos. Los habitáculos gemelos a los lados de la entrada principal pueden ser aprovechados para distintos fines necesarios como oficinas, biblioteca, servicios…

En el mismo blog hay una entrada donde  Luis Casino  realiza una propuesta de rehabilitación de dicha instalación para los usos que propone.

Se destine a un uso u otro, dichas instalaciones deberían contar con una figura de protección urbanística más eficaz que la simple catalogación del edificio, sumando un recurso más a nuestro rico patrimonio cultural, al que en demasiadas ocasiones le seguimos dando la espalda.

El salto de El carburo oculto por la vegetación

Desde el camino, la abundante vegetación impide ver el salto de agua, así como la misma está comprometiendo la conservación de dicho salto.

Transformador subsidiario de El Carburo

Transformador subsidiario de la central de El Carburo.

 

Publicado por Mi cuidad: Teruel

Mi ciudad, trata de recoger mis inquietudes sobre la ciudad donde he nacido, crecido y vivo: Teruel

2 comentarios sobre “La central hidroeléctrica de El Carburo

  1. Pingback: Mi Ciudad

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: